Mastín Napolitano, fiel compañero

napolitano mastin

Temperamento del perro Mastín Napolitano

El perro grande de raza Mastín napolitano es un perro fiel, estable y pacífico, no es agresivo ni muerde sin una buena causa. Inteligente, vigilante, noble, majestuoso y guardián de la familia y sus propiedades.

A veces es testarudo, obstinado y voluntarioso. Es cauteloso con los extraños y amoroso con su propia familia.

Debido a su amor por la caza, este perro perseguirá con frecuencia a corredores y ciclistas, también le gusta cazar gatos, ratones, conejos y otros animales de movimiento rápido.

Al mastín napolitano le encanta masticar, por lo tanto, se le debe proporcionar huesos que no sean peligrosos y juguetes adecuados.

Los napolitanos babean y roncan.

Esta raza de perros necesita atención, disciplina y compañía, es un perro muy grande, desordenado y escandaloso. Es guardián por naturaleza.

Esperanza de vida del Mastín Napolitano

La esperanza de vida de esta raza de perros es relativamente corta: de 8 a 10 años.

Apariencia y características de la raza Mastín Napolitano

Los napolitanos se caracterizan por tener la piel suelta, sobre todo el cuerpo, bastantes arrugas y pliegues colgantes en la cabeza y una gran papada.

El atributo principal de este perro es su apariencia bestial, su cabeza asombrosa y tamaño y actitud imponentes.

La cabeza es grande en comparación con el cuerpo, se diferencia de otros perros de raza mastín por las arrugas más extensas y labios colgantes mezclados en su enorme papada.

Su expresión es melancólica cuando está en reposo, e intimidante cuando está alerta.

  • Los ojos son profundos y casi ocultos debajo de los párpados caídos y son de color ámbar o marrón, de acuerdo con el color del pelo.
  • Las orejas van por encima de los pómulos.
  • La nariz es grande y del mismo color del pelo.
  • El pelo es corto, denso y de longitud uniforme, de color gris (azul), negro, caoba y leonado, y los tonos más claros y oscuros de estos colores.
  • El movimiento del mastín napolitano no es llamativo, sino lento y pesado.
mastin napolitano gris

Altura del Mastín Napolitano

  • Macho: 66 – 79 cm
  • Hembra: 61 – 74 cm

Peso del Mastín Napolitano

  • Macho: 65 – 75 kg
  • Hembra: 55 – 65 kg

Los Mastín Napolitanos que superan estos tamaños son considerados gigantes.

Aseo y cuidados del perro Napolitano

El dogo napolitano puede bañarse cada 2 o 3 meses o semanalmente dependiendo del nivel de actividad y estilo de vida.

El baño regular es ideal para minimizar el desprendimiento de pelo y mantenerlo saludable. Antes de bañarlo es recomendable pasarle un secador de alta velocidad por todo el cuerpo para facilitar la eliminación del pelo suelto, también puede utilizar un cepillo delgado.

Asegúrese de limpiar los pliegues de la cara con unas toallitas antisépticas especializadas para perros, para mantenerla libre de malos olores.

Siempre es beneficioso usar un spray hidratante después del baño y el proceso de secado, para mantener el pelaje hidratado.

Es aconsejable cepillarlo a diario para deshacerse del pelo suelto, primero con un cepillo suave y luego con uno de goma para curry que es ideal para quitar el polvo y el pelo suelto de su mascota, además, los dientes de caucho del cepillo estimulan la producción de aceites naturales que promueven un pelaje saludable, ayudan a reducir los gérmenes y bacterias al mínimo y mantienen el pelo sedoso y brillante.

mastin napolitano negro

Revisar frecuentemente las orejas, las patas y las uñas. Si nota algún olor desagradable en las orejas de su perro, puede ser que tenga una infección que el veterinario deba examinar.

También debe revisar las almohadillas de las patas, ya que, al napolitano por ser un perro tan pesado, se le pueden agrietar.

Las uñas con frecuencia se desgastan de manera desigual, por lo que debe recortarlas de vez en cuando, con un cortaúñas especial para perros.

Ejercicio y entrenamiento del Mastín Napolitano

El pastor napolitano, se fatiga y se acalora fácilmente, por eso prefiere la natación que es una buena forma de ejercicio para esta raza.

Los cachorros no se deben ejercitar demasiado porque se dañan las articulaciones y ligamentos, para ellos se recomiendan los paseos cortos. El ejercicio no debe ser muy fuerte hasta que el perro tenga aproximadamente 2 años.

  • Los mastines napolitanos no necesitan grandes cantidades de ejercicio. Les gusta los paseos donde puedan mirar a su alrededor y oler, evite que el perro se canse demasiado, los adultos disfrutarán de dos caminatas largas al día. 

El entrenamiento y la disciplina son esenciales en es esta raza de perros, especialmente cuando son jóvenes. A la edad de 3 o 4 años, la mayoría de los napolitanos muestran un comportamiento relajado de tipo adulto. 

Los napolitanos no responden bien al duro entrenamiento y necesitan un ambiente alentador y gratificante.

Curiosidades del Mastín Napolitano

  • Esta raza de perros grandes puede dar a luz hasta a 14 bebés en el mismo parto.
  • Martha, hembra de mastín napolitano, ganó el premio anual del “perro más feo del mundo”, en California, Estados Unidos en 2017.

Enfermedades del Mastín Napolitano

Los napolitanos son bastante tolerantes ante el dolor, por lo tanto, las lesiones pueden pasar inadvertidas y no prestarle el tratamiento adecuado en su preciso momento.

Este perro a pesar de tener la piel suelta y arrugada, generalmente no presenta problemas cutáneos, si se mantiene aseado y libre de parásitos.

Hay afecciones que se pueden presentar en algunos perros de esta raza como son:

  • Demodicosis: los ácaros que viven en los perros se multiplican tanto que provocan la caída de pelo, formación de pústulas e infecciones.

Es más común en los Mastín Napolitanos cachorros y en los machos cuando alcanzan la pubertad. Para esta irritación es recomendable una solución tópica o antibióticos. Esta afección es genética.

  • El ojo de cereza: es un prolapso de la glándula del tercer párpado.
  • Displasia de cadera
  • Displasia de codo
  • Lesión del futbolista: ruptura del ligamento cruciforme anterior (ligamento que sostiene la rodilla). Generalmente se presenta durante una carrera o al realizar un giro inadecuado con las patas de atrás.
  • Panosteítis o cojera errante, se presenta en cachorros entre 4 y 18 meses de edad, y por lo general se alivia cuando cumple 2 años. Los síntomas: cojera, dolor, dificultad para saltar o levantarse. Tratamiento: reposo y antiinflamatorios.
  • Entropión

Imágenes del perro de raza Mastín Napolitano

Fotos del Mastín Napolitano adulto en gris y negro.

Mastin napolitano gris sentado
mastin napolitano hembra

Historia del Mastín Napolitano

Su origen se remonta al siglo IV a.C., cuando Alejandro Magno cruzó su perro de guerra con perros indios de pelo corto para crear una raza conocida como Molossus, que fueran excelentes cazadores, guardianes, e incluso auxiliares para el combate.

A Los romanos les gustó la raza Molossus y la adoptaron para sus propios fines en combate y caza, y finalmente la cruzaron con otras razas grandes para crear un perro aún más grande e intimidante: una raza llamada Mastín.

El mastín fue criado selectivamente por granjeros en el sur de Italia para desarrollar una raza grande con piel suelta y flácida y pelaje liso.

En su cría selectiva, intentaron desarrollar un perro que fuera más amigable para la familia que el Mastín y al mismo tiempo, un perro guardián y protector de primera clase. Esta raza se hizo conocida como el Mastín Napolitano, llamado así por su ciudad de origen, Nápoles.

Esta raza de perros pronto se convirtió en un tesoro nacional en Italia. Según los informes, 6 de ellos se mostraron en la primera exposición canina en Nápoles en 1946.

El pintor italiano Piero Scanziani formuló el estándar de la raza en 1949.

Estos perros fueron criados como artesanos y comerciantes en la región alrededor de Nápoles durante muchos siglos. Allí realizaron todo tipo de tareas como proteger a las familias y sus pertenencias, a veces ayudaban a conducir el ganado, y servían como un objeto de prestigio para sus dueños. Los dueños a menudo dejaban que sus perros se pelearan entre ellos.

El Mastín Napolitano es uno de los muchos descendientes de los molosos, que eran muy respetados y extendidos en la antigüedad.

La raza se extendió por toda Europa en la década de 1970 y pronto llegó a América. El Mastín Napolitano de los Estados Unidos se convirtió en el principal registro de la raza en la década de 1990, y el American Kennel Club incluyó oficialmente al Mastín Napolitano en 2004 en el grupo de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *