Mastín Tibetano, el guardián de la familia

mastin tibetano cachorro

Temperamento del perro Mastín Tibetano o Dogo del tíbet

El perro mastín tibetano o Dogo del Tíbet es un perro altamente inteligente, independiente, de carácter fuerte y bastante reservado. Es distante con los extraños y muy protector con su familia. En las exhibiciones puede ser reservado o falto de entusiasmo.

Suele ser desconfiado con personas extrañas.

Son amables y pacientes con los niños, por lo general son buenos con otros perros y rara vez son perros agresivos.

En casa es un perro tranquilo, no obstante, fuera de casa requiere sesiones de actividad moderada, para mantener en forma su musculatura y aliviar el estrés del día a día.

Estos perros tienden a ser ladradores por su pasado como perros guardianes, así como destructivos cuando se encuentran solos, sufren de problemas de ansiedad o hasta de conducta.

La socialización temprana que continúa durante toda su vida ayudará a evitar que se vuelva territorialmente agresivo. Inscribirlo en clases de entrenamiento para cachorros es un gran comienzo.

Invitar a los visitantes con regularidad y llevarlo a parques ocupados, tiendas que permiten perros y paseos tranquilos para conocer a los vecinos también lo ayudará a pulir sus habilidades sociales.

Esperanza de vida del Mastín Tibetano

Para un perro gigante, el mastín tibetano tiene una esperanza de vida relativamente larga de 10-14 años.

Apariencia y características de la raza Mastín Tibetano

Noble e impresionante, una raza grande. Perro atlético, de aspecto amable.

El mastín tibetano se ha utilizado principalmente como un guardián de la familia y la propiedad durante muchos milenios. El mastín tibetano es distante y vigilante con los extraños y muy protector con su gente.

Ojos muy expresivos, de tamaño mediano, cualquier tono de marrón. Orejas tamaño mediano, en forma de V.

Cola bien emplumada, de mediana a larga, cuando está alerta o en movimiento, la cola siempre se lleva enrollada sobre la espalda, puede llevarse hacia abajo cuando el perro está relajado.

mastin tibetano peludo

Pelaje doble capa, con un pelo protector bastante largo y grueso, con una capa interna suave y pesada en climas fríos que se vuelve bastante escasa en los meses más cálidos. El pelo es fino pero duro, liso y despegado, nunca sedoso, rizado u ondulado.

Colores del Mastín Tibetano: negro, marrón y azul / gris, todos con o sin marcas de color tostado que van desde un plateado claro hasta caoba, también dorado, con tonos que van desde un dorado puro hasta el oro rojo.

La marcha de un mastín tibetano es atlética, poderosa, estable y equilibrada, pero al mismo tiempo, ligera y ágil.

Altura del Mastín Tibetano

  • Macho: 66 – 74 cm
  • Hembra: 61 – 69 cm

Peso del Mastín Tibetano

  • Macho: 46 – 72 kg
  • Hembra: 34 – 56 kg

También hay perros de raza Mastín Tibetanos gigantes, superando la altura y peso antes mencionados.

Aseo y cuidados del perro de raza Mastín Tibetano

Esta raza de perros es de bajo mantenimiento, tiene dos cambios de pelaje por año. Durante estos períodos, se requiere un cepillado diario con un cepillo de alambre para eliminar el pelo suelto.

Verifique si hay enredos en la melena y en la cola, donde el abrigo es más pesado. 

Se debe bañar cuando lo considere necesario. Esta raza tiene poco olor, por lo que generalmente no requiere un baño más de una vez al mes.

Cuando se baña el mastín, debe tener cuidado con los ojos y la nariz, para bañarlo se aplica champú, se frota bien y se enjuaga.

Luego se seca con una toalla grande, si su perro tolera el secador de pelo lo puede secar con éste para hacer más rápido el proceso.

Cepille los dientes de su perro diariamente para eliminar la acumulación de sarro y bacterias.

Corte las uñas cuando sea necesario, cuando el perro camina y se escucha un clic en el piso, el perro tiene las uñas demasiado largas y necesitan corte.

Las uñas cortas mantienen los pies en buenas condiciones y no quedan atrapados en la alfombra ni se rompen. Si se requiere arreglo en los pies, el mejor momento para hacerlo es cuando se cortan las uñas.

Revise las orejas semanalmente para asegurarse de que no haya restos, enrojecimiento o inflamación, límpielas con una bola de algodón y un limpiador específicamente para los oídos.

mastin tibetano gigante

Ejercicio y entrenamiento del Mastín Tibetano o Dogo del Tíbet

Los mastines necesitan aproximadamente una hora de ejercicio diario, los cachorros necesitan menos ejercicio, hasta que tengan un año de edad, para evitar daños en sus huesos, principalmente las extremidades, limitar el ejercicio al juego en el patio o una caminata corta.

Los perros adultos deben caminar lo suficiente cada día, porque de lo contrario se vuelven aburridos y destructivos.

No es fácil entrenar a un mastín tibetano porque es muy independiente y tiene un carácter fuerte. La educación del Mastín Tibetano debe comenzar desde cachorro, entre 8 y 10 semanas de edad y ser rigurosa y coherente.

Debe establecer metas para que el proceso de aprendizaje sea más fácil de seguir

No se deben usar medidas coercitivas en este perro, porque lo provoca.

Su carácter fuerte tiene que ser disminuido desde temprana edad con una buena socialización en diferentes entornos, con distintas personas y animales.

El Mastín desde bebé generalmente tiende a no obedecer órdenes, porque estos perros fueron criados para guardar y proteger, por lo tanto, son muy independientes y necesitan un entrenamiento diferente.

Curiosidades del Mastín Tibetano

  • En los países de Oriente, tener un mastín tibetano es sinónimo de riqueza y poder, por lo tanto, es en esa parte del mundo es donde habitan la mayor cantidad de perros de esta raza.
  • El Mastín Tibetano más caro del mundo reside en el continente asiático. Su nombre es Hong Dong y fue comprado por un magnate del carbón de China, quien pago 1.5 millones de dólares por el exclusivo cachorro.
  • En el Tíbet, los mastines tibetanos se llaman do-khyi, durante el día se mantienen encadenados a las puertas y por la noche los sueltan.
  • Se le conoce a esta raza de perro como Mastín Tibetano, Dogo del Tíbet, pastor tibetano, Mastín Siberiano, león tibetano.

Enfermedades del Mastín Tibetano

Esta raza de perros tiene una salud muy robusta, presenta pocos problemas de salud, aparte del común para todos los perros grandes, tales como:

Imágenes del Mastín Tibetano

Fotos del perro tibetano.

mastin tibetano cachorro
mastin tibetano enrazado

Historia del Mastín Tibetano

Como su nombre lo indica, es originario del Tíbet. Los asirios utilizaban esta raza como perro de guerra y custodia de prisioneros. Llamado también Dogo del Tíbet.

Con las conquistas romanas y las invasiones de los pueblos asiáticos, se extendió rápidamente por la cuenca del Mediterráneo dando origen a todas las razas de molosos europeos, a muchas de pastor y a otras de salvamento como el San Bernardo, el Terranova y el Perro de Montaña de los Pirineos.

Es una de las razas más antiguas y que actualmente se utiliza en los Himalayas para la custodia de los rebaños y como guardián de los monasterios. Se ha extendido poco fuera de Asia, incluso entre los cinófilos (amantes de los perros), ya que es poco frecuente ver ejemplares de esta raza participar en exposiciones caninas internacionales.

Como no hay libros de estudios u otros registros escritos al respecto, el origen exacto del perro Mastín tibetano aún no se ha aclarado por completo. 

Lo que es seguro es que los monjes del Tíbet conocían y usaban dos tipos de perros mastines:

La raza Do-Khyi que acompañaba a los nómadas y aldeanos tibetanos y la raza Tsang-Khyi que era exclusivamente la compañera de los monjes y lamas budistas. Estas 2 razas pueden tener orígenes similares, pero su papel en la sociedad humana y sus rasgos físicos son diferentes entre sí.

Durante el día, los mastines eran encadenados, por lo tanto, su agresión aumentó que tenían la reputación de querer proteger una ciudad entera.

Por la noche, sin embargo, los perros podían deambular libremente. Como resultado, la raza se defiende sin piedad cuando se enfrenta a un desafío, pero generalmente se comporta pacíficamente con otros perros y mascotas.

El mastín tibetano moderno llegó por primera vez a Europa a finales del siglo XIX. Alrededor de 1880, el entonces Príncipe de Gales poseía al menos uno. En la década de 1930 se estableció el estándar de raza inglesa y el presidente estadounidense Eisenhower recibió dos animales como regalo del Dalai Lama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *